viernes, 9 de noviembre de 2007

A Cádiz se le pasó el arroz.

El alcalde de Cádiz, viendo que Génovas se ha convertido en recinto de grandes veladas presididas por Kasius Klays, ha decidido saltar al ring y luchar por el título de peso mosca cojonera e intentar despojar del cinturón a Rita Barberá boicoteando el mercado del arroz. El árbitro será el alcalde de Atlanta, que tras prohibir lucir la ropa interior ha ordenado que las pizarras en las que se indican los rounds sean levantadas por las hermanitas del Sagrado Corazón paseandose por el cuadrilatero con una levita de papel de lija y el casco de skywolker sobre la cabeza.
El objetivo de este evento es celebrar una boda abobada en las costas andaluzas, que conllevará un divorcio entre cónyuges y ediles antes de su consumación.
Los peores parados son los amigos de los novios, que habían comprado diez kilos de arroz para arrojarlos a la salida y al recibir la prohibición de Tio Pepe, lo han tenido que sustituir por las cintas de las capas compostelanas, un par de zambombas desafinadas , una gaviota deshecha y tres kilos de tornillos procedentes de la ferretería de la novia y, los restantes, de la cabeza del mandamás gaditano.
No es el juego vasco, pero... !la pedrada es cojonuda!.

2 comentarios:

Herzeleyd dijo...

Jandrete, sintiéndolo mucho te paso el marrón http://www.herzeleyd.com/2007/11/09/cadena-de-enlaces/

Ya que mi hermana no puede, porque no lee ni 5 blogs :D

Venga, un saludete. Si no sabes como va, pregúntame ;)

María Núñez dijo...

Tu ausencia se ha notado... joo... al final no me fui a Madrid, para estar un ratito agradable con los compis hoy, y creo que hice lo propio, para matar el gusanillo!!

un besazoo!!!


te veo pronto, pero el finde que viene no... no puedo :(:(:(