lunes, 6 de agosto de 2007

Yo y la publicidad.

¿ Te imaginas una cascada con sabor a manzana ?....!Así como no voy a querer beber agua mineral!.
Es curioso esto de la publicidad, en la que confunden las compresas con tripis, enviandote a un viaje inolvidables en los que, te encuentras con tíos cañón, y corres mil aventuras. !Y yo acojonado cada vez que en mi casa le viene a alguna la regla!.
Champuses que te producen experiencias orgánicas, haciendote gozar de placer, jadear de éxtasis cuando estás debajo de la ducha. !Y yo comprando el del día, barato barato!...!no me llameis rata joder, que yo lo tengo que utilizar para la cabeza y el cuerpo!.
De todos modos algunos acojonan. ¿ No os daría miedo entrar en el baño, y que un pato, pilotando un avión esté disparando al water ?. Para mí, eso y pasar una noche con Ana Botella sería igual de horripilante. ( Normal que a Aznar le gusté conducir con la Botella en la mano...y en otro sitio, pillín ).
Lo peor de todo, es que hay que quitarse el sombrero ante los publicistas, porque consiguen lo que quieren, quedarte el anuncio grabado y que seas consumista. ! Bueno, es una herramienta más de la sociedad en la que vivimos!.

3 comentarios:

Nika dijo...

Hola jandro!! me ha encantado este post esta de puta mare hablando mal y temprano la verdad es que con la publi te venden hasta su madre, que si cremas que te quitan las arrugas desde la primera aplicación, no es que este arrugada, es pa mi madre jeje... pero yo pienso, será verdad? en fin... todo con tal de vender.
Besos cielo!

Carlos dijo...

"- Yo y la publicidad."
"-Será la publicidad y yo."
"-¿Qué pasa, que yo no iba?"

jandro dijo...

juas juas juas. !Qué clásico!.
De todos modos, en este caso, si que he puesto queriendo el pronombre delante.