miércoles, 23 de abril de 2008

¿Nos quieren quitar a Dios?

!Nos quieren quitar a Dios!....a Dios o a Tries si hace falta para educar.
Algunos nos quieren hacer comulgar con ruedas de molino y promulgan como valor paradigmático la fé cristiana. Los principios que la iglesia católica vende a base de bula o regala a cambio de donativos son los únicos, que crean buenas almas y mejores personas.
Mientras los subordinados vaticanos cantan salves a la desaparición de la cultura y atemorizan (como de costumbre casi ley eclesiástica) vaticinando agravios, destrucción y apocalipsis, en lugar de transmitir mensajes en positivo, se celebra en ciudades como Cáceres la expulsión de los "putos moros de mierda" de la urbe y la gran victoria de los Cristianos,...¿Ayudarán estos ritos a que no vuelvan a apalear a un extranjero por carecer de un billete de metro?.

2 comentarios:

LAURA dijo...

Gracias Dios por tu bondad infinita y permitir tan putrefacta e intolerante representación tuya en la tierra...Si existe un Dios debe de ser un carnicero sanguinario por tener tan linda representación terrenal...y permitir que sucedan lindeces como esas...
A los catolicos les hago una petición de reflexión sobre el tema

CTP dijo...

Me ca... en "to lo que se menea". Acabo de hacer un comentario inspirado y "el carraco" me ha jugado la mala pasada de perdérmelo.
Era más o menos : que tu hermana cualquier día se va a condenar con esas ideas tan particulares de Tries.
Decía que ciertamente es patético conmemorar la expulsión de aquellos "extranjeros" que durante 8 siglos ( ochocientos años) construyeron gran parte de este país. En cualquier caso, está claro que nuestra particular historia (de España) es altamente xenofoba, ya que todavía no conozco ninguna fiesta popular que rememore victoria alguna de los indígenas u otros inmigrantes anteriores sobre los romanos, quienes también "ocuparon" España durante algún tiempo. Pero claro, estos eran europeos... o latinos..., aunque fuesen paganos y crucificasen a Cristo. No es lo mismo.
Y decía que las causas, seguramente hay que buscarlas en las sobredosis de Reyes Católicos, los Padres de la Patria, que a muchas generaciones nos dieron en la escuela. Más bien deberiamos llamarles "Rayos Catódicos", que todos sabemos que en pequeñas dosis permiten diagnosticar enfermedades y, por tanto, curar y a dosis elevadas si embargo provocan cáncer.
Para nosotros los malos, merced al regio matrimonio, tan simpático e higiénico, serán siempre los moros y, no nos olvidemos, tambien los judios, pues igualmente les echamos de la Piel de Toro.