martes, 15 de enero de 2008

Comportamientos humanos

Esta tarde, tras hacer un descanso en mis intensos e intensivos estudios, me he entretenido reflexionando acerca de la vida y he llegado a una conclusión: !La vida está llena de comportamientos absurdos!. Voy a explicarme mejor: los animales por ejemplo.
Los animales son unos seres que despiertan todo nuestro amor y lo manifestamos de la forma más extravagante posible. Tu vas andando por la calle y de repente te fijas en un pajarito: !uy, que bonito, voy a quedármelo!, y coges y lo encierras en una jaula...¿Eso es amor?...¿Tu cuando te cruzas con una tía buena la metes en la cárcel?....pues nooooo, claro que no. Es más, no conforme con eso, tenemos que torturarlos psicológicamente poniendo caras feas y haciendo gestos psicodélicos, como si nos hubiéramos puesto la máscara de Jim Carrey transformandonos en un grotesco personaje de dibujos animados con las mismas neuronas que un protozoo.

Otra situación digna de ser grabada en cámara de vídeo es cuando por la noche te levantas de la cama y, comienzas a caminar sigilosamente por la habitación sin encender la luz para evitar despertar a la familia, y por supuesto sin zapatillas, para que no escuchen tus pasos, cuando de pronto !batabummmm!, estrellas el dedo meñique del pie contra el mueble de turno, que se ha colocado a mala ostia ahí mientras tu dormías. En esos momentos tienes ganas de gritar, !pero no!..., comienzas bailar una especie de danza saharaui a la pata coja, haciendo millones de muecas estrafalarias con la boca, como si ello te fuera a mitigar el dolor. Abres y cierras la boca, como un camello pastando en un oasis, mientras recuentas el número de dedos para confirmar que no falta ninguno.

Estas son algunas de las composturas que adoptamos ante distintos acontecimientos, pero hay otras como el "re-cosismo". El re-cosismo, es como diría mi abuelo "El dale la vuelta la burra al trigo". Consiste en hacer mil veces la misma cosa, intentando que por ciencia infusa esta cambie. Por ejemplo...Tu estás tumbado en el sofá de casa y enciendes la televisión...evidentemente no hay nada digno de ver, pero tu, obscecado en que esto ha sido producto de tu imaginación vuelves a poner uno a uno los canales que acabas de pasar, pero no contento con eso, una vez que has elegido el programa, lo oteas someramente y vuelves una vez más a hacer zapping y así una y otra vez. !La tía de Gila no se peló por tirarse de un padastro!, !si no por hacerlo del pellejo del pulgar que quedó clavado en el mando a distancia!. Otra variante del re-cosismo se da en situaciones de nevera vacía. Tienes hambre, te diriges a ella, miras, esta está vacía, arrugas el morro, la cierras, te vas al sillón, te sientas, enciendes el televisor, vuelves a hacer zapping, sigue sin haber nada, te levantas, te diriges a la nevera y...!en efecto! sigue vacía!...arrugas el morro, te sientas en el sillón, enciendes el televisor.....

!Ayyyyy, que sería de nosotros si fueramos racionales!.

3 comentarios:

Paco Hurtado Muñoz dijo...

sin acritud, confiesa si es tuyo o de otra persona...por ejemplo de luis piedrahita

abrazos

jandro dijo...

Respuesta equivocada kurdo, una cosa, es que leyendo sus monólogos me inspire, y otra es que esto sea de él.
De todos modos te daré el libro cuando lo acabe para que se lo lea tu padre.
Un abrazo.

Herzeleyd dijo...

hahahahahah, típico Jandro. Es que esas cosas que cuentas, me da a mi que te han pasado más de una vez, excepto la del pájaro hahahaha

Como se nota la época de exámenes hahahah